Beneficiarios

20131205_111437

El proyecto prioriza acciones para 50 familias de la Comunidad de Cruz Alta, La Campa en el Departamento de Lempira, principalmente familias asociadas Empresa Cafetalera Camapara y que se encuentren en condiciones de vulnerabilidad ya sea por pobreza, y/o por alto riesgo en salud y/o por vulnerabilidad social.

En promedio son aproximadamente 290 personas beneficiarias directas del proyecto.

 

Objetivos (General y Específicos)

Objetivo General

Contribuir a que las familias se desarrollen como unidad básica social, adoptando comportamientos saludables y generando un entorno saludable.

 

Objetivos Específicos

  • Desarrollar capacidades locales para lograr viviendas saludables y familias saludables
  • Promover comportamientos saludables y desarrollar conocimientos y habilidades para el auto cuidado de la salud en la familia
  • Recuperar y rehabilitar factores de riesgo en las viviendas

 

Resumen Descriptivo (Resumen de la Metodología)

El proyecto comprende un conjunto de acciones integradas, orientadas a promover comportamientos que propicien estilos de vida saludables entre los miembros de la familia. Se orienta, a generar las capacidades necesarias en la familia para mejorar su salud, la vivienda y el entorno. El proyecto fomenta la construcción de una cultura de salud, basada en la solidaridad, respeto, desarrollo de valores y principios.

 

La familia es el componente fundamental para el desarrollo humano y comunitario y es el ámbito donde los procesos de salud y enfermedad tienen su impacto más significativo, pues ahí se inician los hábitos y prácticas para una vida saludable. Las condiciones de la vivienda han sido reconocidas como una de las principales determinantes sociales de la salud humana,  promover o limitar la salud física, mental y social de sus residentes.

 

 

Descripción de la Organización

 

Antecedentes de la Organización

Fundación Amigos del Café es una organización sin fines de lucro que fue creada por iniciativa de un grupo de empresarios y cooperativas de café,  con el propósito fundamental de mejorar el estándar de vida de las familias que se dedican a actividades propias del café en el occidente de Honduras principalmente aquellos que se encuentran viviendo en extrema pobreza. Cuenta con una estructura operativa a nivel de Occidente, principalmente en los departamentos de Copán, Ocotepeque, Intibucá y Lempira, con oficina en la Ciudad de Santa Rosa de Copán.

Desde el mes de noviembre de 2012 inicia el desarrollo del proyecto en el occidente de Honduras, trabajando directamente en el desarrollo de capacidades en habitantes de las comunidades rurales para que logren hogares más saludables, a partir del mejoramiento de los fogones tradicionales y la dotación de filtros de agua. Se ha logrado muchos avances y el impacto ha sido significativo en términos de mejoramiento de salud y la contribución directa al medio ambiente.

 

La Empresa Cafetalera Camapara por su parte es un grupo de hombres y mujeres, tiene cobertura en la comunidad de Cruz Alta y caseríos cercanos,  actualmente reciben acompañamiento y asistencia técnica en la producción de café diferenciado en el Parque Nacional Celaque por USAID y Beneficio Santa Rosa, recientemente certificaron su producción con sellos Rainforest Alliance y Comercio Justo y 4C.

 

Descripción del Proyecto

 

Contexto de la localidad[1]

La comunidad de Cruz Alta se encuentra ubicada en el municipio de La Campa, departamento de Lempira. El 95% de la población pertenece a la etnia Lenca.

Entre las enfermedades de mayor incidencia en la población están: IRAS (31.8%), diarreas (2%), otras (0.8%), alcoholismo, discapacidad en niños, de la piel (0.6%) y dengue hemorrágico (0.4%). El 74% de los niños menores de 6 años es atendido en el centro de salud. El 84.9% de la población recibe el servicio de agua a través de acueducto, un 14% mediante llave pública o fuente y un 1.2% de pozo propio. El 61.6% poseen letrinas, de las cuales el 9.3% no la utilizan. La cobertura del servicio de energía eléctrica es de 33.72%.

Con relación a la tenencia de la vivienda el 97.7% de los hogares poseen viviendas propias totalmente pagadas, un 1.2% está alquilando y un 1.2% la ocupan en forma prestada por otro familiar. El promedio general es de 5.8 personas por vivienda deducimos que el nivel de hacinamiento es considerable ya que el 46.5% de las mismas poseen entre una y tres piezas y, además, el 77.9% de las viviendas utilizan solamente de una a dos piezas como dormitorios. Por otro lado, el problema de hacinamiento es mayor en algunas viviendas si consideramos que en el 18.6% de las mismas conviven dos o más familias,  el 22.1% de estas no poseen un baño para el aseo personal, lo cual hacen al aire libre.

Las viviendas muestran deterioro en la mayor parte de las comunidad, debido a que la mayoría de las familias son de bajos recursos económicos, factor que les impide darle un apropiado mantenimiento a las viviendas, muestra de ello es que solo 14% de las viviendas se encuentran en buenas condiciones, un 59.3% en malas condiciones y el resto en regulares condiciones.

Entre los principales problemas en las viviendas están que el 80.2% de las mismas no tienen repello, el 67.4% poseen piso de tierra, el 73.3% no tiene cielo falso y el 5.8% poseen el techo en mal estado; por lo anterior si consideramos por salubridad el cielo falso como un elemento de una vivienda en buen estado, nos encontramos que el porcentaje de viviendas en condiciones regulares a malas sería mayor.  Otro aspecto importante de analizar es el tipo de combustible que utilizan las familias para cocinar, observándose que en el 96.5% de las viviendas se utiliza la leña como combustible y solo el 3.5% utilizan la electricidad para cocinar.

 

Justificación (incluir planteamiento del problema)

 

Es bien reconocido que la mayor parte de los problemas de salud de las personas tienen que ver con las condiciones de vida de las mismas. En situación de mayores inequidades socio-económicas, como es la situación de pobreza y pobreza extrema, estas determinantes tienen una gran influencia sobre la salud de las personas. En las familias más pobres, los determinantes guardan relación con el bajo grado de instrucción de las personas, los niveles nutricionales inadecuados, la baja disponibilidad y acceso a los servicios básicos, la precariedad en la calidad de la vivienda, los altos niveles de violencia y exclusión social. Todos estos factores, cada uno y en interacción determinan la salud de la familia.

 

Es por ello que hoy surge la necesidad de abordar un proyecto, que permita integrar directrices, lineamientos y acciones en otros aspectos tales como el saneamiento básico al interior de la vivienda, entre otros factores, que inciden en la salud de las personas, con procesos de acompañamiento social que mejoren integralmente la calidad de vida de la población más vulnerable, en periodos de tiempo.

La vivienda saludable influye favorablemente en la preservación de la salud e incentiva la actividad creadora y el aprendizaje, cuando sus espacios funciónales reúnen las condiciones apropiadas para los que fueron diseñados y cuando la conducta humana los utiliza adecuadamente. Por tanto, la vivienda se constituye en objeto de interés particular en el campo de la promoción de la salud.

 

Descripción del Proyecto (Metodología)

 

Para abordar el proyecto primero se realizó un levantamiento de indicadores socioeconómicos  con la participación e involucramiento de jóvenes voluntarios, se hizo el levantamiento, supervisión, corrección, codificación, digitación de las boletas, conformación de la base de datos y la preparación de los indicadores y cuadros de salida.

Para la selección de las familias se partió del análisis estadístico, considerando el nivel de pobreza y riesgo en salud, ingresos de L. 1,000.00-L.2,000.00,  el número de miembros y las condiciones de la vivienda entre las que el piso de tierra era un factor clave para la selección.

La implementación del programa consta de cuatro fases que son la sensibilización, la planificación, la ejecución y el seguimiento, monitoreo y evaluación.

  • Sensibilización

En esta primera fase procedemos a informar y dar a conocer el programa, explicamos los objetivos y resultados que se quieren alcanzar. Promovemos el interés, la motivación y el compromiso a la participación de los principales actores: las familias.

  • Planificación

En esta fase realizamos el levantamiento de información que parte de la percepción de la familia sobre sus problemas de salud y necesidades sentidas y los comportamientos saludables que presente. Se realiza un análisis de problemas. Este análisis, sirve como insumo para construir en forma participativa, el Plan de familia saludable.

  • Ejecución

Para la ejecución tomamos como base las acciones propuestas en el Plan de familia saludable. El plan se ejecuta de acuerdo al problema priorizado por grupos poblacionales y sus intervenciones serán sectoriales e intersectoriales; con responsabilidades diferenciadas en las familias, el establecimiento de salud, la comunidad, el Municipio y otros actores participantes. Conlleva una etapa de capacitación, implementación y dotación de estufas ahorradoras de leña, filtros y mejoramiento de la vivienda.

  • Seguimiento, Monitoreo y Evaluación

Las acciones de seguimiento, monitoreo y evaluación atraviesan todo el proceso de implementación del programa.

Se monitorea y evalúa:

  • La implementación del programa.
  • La ejecución del Plan de Promoción de la Salud de las Familias y Viviendas.
  • Los cambios en los comportamientos y en aspectos del entorno en las familias.

 

Objetivos (General y Específicos)

 

Objetivo General

Contribuir a que las familias se desarrollen como unidad básica social, adoptando comportamientos y generando un entorno saludable.

 

Objetivos Específicos

  • Desarrollar capacidades locales para lograr viviendas saludables y familias saludables
  • Promover comportamientos saludables y desarrollar conocimientos y habilidades para el auto cuidado de la salud en la familia
  • Recuperar y rehabilitar factores de riesgo en las viviendas

 

Resultados, Indicadores y Actividades

Objetivos

Resultados

Indicadores

Fuentes de Verificación

Actividades

Contribuir a que las familias se desarrollen como unidad básica social, adoptando comportamientos y generando un entorno saludable.

  • Desarrolladas las  capacidades locales para lograr viviendas saludables y familias saludables
  • comportamientos saludables y desarrollar conocimientos y habilidades para el auto cuidado de la salud en la familia
  • Factores de riesgo superados según plan de mejora y plan de familia saludable

 

 

100% de las familias adscritas al proyecto sensibilizadas100% de viviendas cuentan con un plan de mejora100% de las viviendas han sido recuperadas100% de las familias implementan plan de familias saludables100% de las familias adoptan comportamientos

 

N° de acuerdos cumplidos según plan de familia

FV.1 Listados de asistenciaFV.2 Acta de compromisos de familias adscritas al proyectoFV.3 FotografíasFV.4 Plan de MejoraFV.5 Plan de familia saludableFV.6 Acuerdos y compromisos firmados Seguimiento y evaluación de avances y resultados

 

 

 

 

 

Alianzas Comunitarias

Alianzas con Organizaciones Locales

Para la implementación del proyecto se trabajará en alianza con la Empresa Cafetalera Camapara

 

Monitoreo y Evaluación

Se han considerado tres niveles:

• Monitoreo y evaluación del proyecto en todas sus fases

• Monitoreo y evaluación del cumplimiento del Plan de familia saludable

• Monitoreo y evaluación de los progresos de las familias para el logro de comportamientos y entornos saludables

Las acciones de seguimiento, monitoreo y evaluación son transversales a todas las fases de la implementación, y se busca que todos los actores involucrados participen activamente en el proceso con el que se pretende 1) Medir los avances en la implementación del programa, en cada una de sus diferentes fases. 2) Medir los logros alcanzados en la ejecución del Plan de Promoción de Familias y Viviendas Saludables. 3) Verificar los progresos en el logro de la generación de comportamientos y entornos saludables de las familias.

Se medirá a través de la consecución de los indicadores al inicio, intermedio y al final del proyecto.

Las tareas en esta fase son:

  • Registro de la información, mediante directorios de participantes, actas de compromiso, actas de reunión, planes de trabajo, base de datos en formato electrónico, entre otra información de relevancia para el Proyecto.
  • Recolección de información de fuentes secundarias, por ejemplo: informes del análisis de situación de salud, encuestas y estudios sobre comportamientos y entornos saludables, encuestas regionales y nacionales cuya temática aborde temas de interés para el proyecto, etc.
  • Programación de Reuniones de equipo para el procesamiento y análisis de la información.
  • Visitas de campo de seguimiento y evaluación

 

Indicadores Específicos de cada programa

 

100% de las familias adscritas al proyecto sensibilizadas

 

100% de viviendas cuentan con un plan de mejora

 

100% de las viviendas han sido recuperadas

 

100% de las familias implementan plan de familias saludables

 

100% de las familias adoptan comportamientos

 

N° de acuerdos cumplidos según plan de familia

 

20131205_110947

 


[1] Indicadores socioeconómicos Línea de base de la Comunidad Cruz Alta del Municipio de La Campa, Lempira, 2013. Elaboración propia.